Loading…

CELEBRACIÓN DEL NACIMIENTO DEL PADRE LUIS

“Padre Luis, contigo hacemos historia”

Hoy, como cada año, hemos celebrado el nacimiento del Padre Luis. Él no está ya con nosotros, pero está con Jesús, y nos acompaña, nos protege y nos ayuda a superar nuestras dificultades.

Aquí tenéis varios fragmentos de la celebración… para pensarlos…con el corazón :

INTRODUCCIÓN

- ¿Sabías que LUIS AMIGÓ nació en Masamagrell un día como ayer?

- Sí, un 17 de octubre, ahhhh!!!  Por eso hoy, que estamos todos en el colegio, celebramos su cumpleaños.

- ¿Por qué celebramos su cumpleaños si no lo conocemos?

- Porque fue una gran persona que se preocupó especialmente por los chicos y chicas más necesitados a los que dedicó sus ilusiones y gran parte de su tiempo. Como no podía resolver él solo todos los problemas, fundó dos grupos uno de hermanas y otro de religiosos para atender a la juventud más necesitada, marginada o desviada.

- ¿Y yo que gano con eso?

-Pues que fue Capuchino y luego Obispo y que si no hubiese sido por la obra que empezó, no existiría este Colegio de la Sagrada Familia donde estudiamos.

- ¿Y tenía seguidores?

- Igual no tenía redes sociales, ni subía fotos a insta pero tenía mucha influencia por los actos que hizo.

- ¿En qué se distingue un seguidor del Padre Luis Amigó?

- Sobre todo un discípulo del P. Luis Amigó ha de ser sencillo, con la forma de ser de San Francisco de Asís (comprometido, solidario, amable, servicial...)

- ¿Te has planteado en qué puedes dar like a su vida y hacerte parte de sus seguidores?

- (Se encoje de hombros) Solo sé que en este curso se nos invita a aprender muchas cosas sobre la Vida del P. Luis y que nuestro like se debería manifestar en mayor sensibilidad hacia las personas necesitadas.

- ¿Qué hacemos ahora?

- Pues nada, celebremos su cumple y preparémonos para disfrutar.

PETICIÓN

En este momento de la celebración os invito a que hagamos un instante de silencio y que pidamos a Dios por medio del P. Luis Amigó un favor (regalo, gracia, don) muy especial para nosotros o para alguien que sintamos que le hace falta.

Pídeselo con la confianza de que “quien pide recibe” y que cuando lo hacemos con fe, Dios no puede negarnos lo que le pedimos, pero ten la fe suficiente para dejar a Dios dártelo cuando Él crea conveniente y no desesperes que llegará.

CANCIÓN : CONTIGO PADRE LUIS

Contigo, Padre Luis, hacemos historia,

ayudando con cariño a los demás,

formando parte de lo que tú empezaste queremos estar.

Danos tu fuerza y alegría, sencillez y compañía para amar.

 

Padre Luis, tú fuiste muy amigo de Jesús, quisiste continuar su misión al estilo de san Francisco de Asís. La pobreza, la humildad, la misericordia, la mansedumbre... virtudes que te configuraron como “menor entre los hermanos” son las características fundamentales de tu personalidad espiritual y humana.

 

Hoy le pedimos al Señor que nos dé un corazón generoso y entregado, un corazón misericordioso como el tuyo para vivir con más intensidad este rasgo característico del carisma amigoniano que el Padre Luis vivió y nos ha transmitido:

“Señor, danos entrañas de misericordia ante toda miseria humana. Inspíranos la palabra y el gesto oportuno ante cada persona que nos encontremos, pues en cada una de ellas sigue latiendo tu corazón de Padre.”

 

Padre Luis, sabemos que San Francisco de Asís se convirtió para ti en ideal de vida en Cristo. Su vida tiene la virtud de apasionar a quien se acerca. Es una vida, vivida toda ella, en “clave de Evangelio” y con el espíritu de las Bienaventuranzas. Ayúdanos tú a vivir así.

      

Nosotros, con nuestro empeño y entusiasmo por vivir como el Padre Luis aprendió de Jesús y nos enseñó a ser, hacemos con nuestra vida que se haga posible este lema.

Hace 127 años que la Iglesia proclamó al Padre Luis venerable, ejemplo a seguir de todos aquellos valores que hicieron de él un auténtico seguidor de Jesús. Hoy es él quien nos dice a cada uno: Vivamos “Aprehendiendo historias”. Ojalá nosotros seamos capaces de empeñarnos cada día por vivir los valores amigonianos que el Padre Luis ha soñado para nosotros. Él ha dejado en nuestras manos la obra que empezó. Pongámonos manos a la obra, todos somos necesarios para hacer realidad este sueño. Hagámoslo posible. Y digámosle:

“Padre Luis, contigo hacemos historia”, contigo queremos cambiar el mundo a mejor y sabemos que eso solo será posible cambiando cada uno/a de nosotros/as en la medida que nos sea posible.

 

Deja un comentario